ASNOTERAPIA


La naturaleza y “sus habitantes” ofrecen un marco de referencia saludable para las personas, sobre todo para aquellas que por sus dificultades físicas y/o mentales les cuesta más esfuerzo adaptarse a la forma, y sobre todo al ritmo de vida vertiginoso e insano de la sociedad moderna. 


Día a día nuevos estudios confirman los beneficios de las Terapias Asistidas con Animales (TACA) y apoyan el uso de los animales con fines terapéuticos para diferentes colectivos, reportando beneficios físicos, psicológicos y sociales en su interacción con los seres humanos. 


La mediación con los asnos en un ambiente natural es una excelente aula de aprendizaje, ofrece una experiencia sensorial completa: se puede tocar, oler, ver, oir,... donde es más fácil prestar atención y aprender, que sentado en un pupitre. De hecho, los expertos ya han puesto nombre al creciente aislamiento del mundo natural que viven los niños en la actualidad, sobre todo los de las áreas urbanas: Trastorno por Déficit de Naturaleza. 


Y tiene que ver también con nuevos hábitos infantiles, al incrementarse el consumo de nuevas tecnologías que suplantan la experiencia directa con la naturaleza. Una de las consecuencias de estar completamente desconectados de la naturaleza es la aparición de trastornos físicos y psíquicos como obesidad, estrés, problemas de concentración, trastornos de aprendizaje, hiperactividad, fatiga crónica e incremento de asmas o alergias.
Los burros pueden ser una terapia beneficiosa para brindar alegría y felicidad a los mayores, favorecer la reminiscencia, pues les traen a la memoria recuerdos del pasado; también de estimulación afectiva, de la sensación positiva o el cariño que despierta el propio animal, e incluso de la movilidad: que los ancianos se sientan motivados para visitar o dar paseos con los burros. 


El carácter tranquilo y sencillo de los burros, permite una interacción clara, saludable con ellos. Los burros son animales que nos inspiran mucho cariño y compasión, y ganas de acercarnos a acariciarlos. Forman parte de nuestro bagaje colectivo, sobre todo en Baleares donde hace años en todas las casas, sobre todo en las más humildes, había un burro que ayudaba en las labores del campo.
Con la mecanización de la agricultura perdieron su papel, pero todavía pueden ayudar mucho al ser humano, sobre todo en esta época de ritmo frenético y egoísmo acérrimo. Su forma de moverse lenta y tranquila nos ayuda a parar, a ir más despacio y a mirar la vida desde otra perspectiva.







Como Asociación sin ánimo de lucro, agradecemos siempre la participación de los que quieran ayudarnos. Nuestro trabajo depende también de la generosidad de nuestros donantes. Cualquier ayuda es esencial para nosotros. 
Con el nuevo régimen fiscal puedes desgravar el 75% de los primeros 150 euros y el 30% de lo que supere los 150 euros.


"Apoya a A.P.R.A.B. para comprar un camión y movilizar nuestros sueños!"

Camión para el transporte de 5 burros.

Recibimos donativos via paypal o transferencia bancaria: 

Colonya Caixa Pollença: IBAN: ES2620560015622015410729  BIC: CECAESMM056