“Un Rebuzno Nos Salvará...”

 

Al lado del toro de Andalucía, celebrado icono de hispanidad, representado e interpretado por literados y artistas de todas épocas, otro animal cae en el imaginario colectivo como una emblemática presencia de un territorio: el burro. A la fiereza indomable del toro de lidia se contrapone el humilde y paciente esmero, no separado por la sabiduría innata, de este fiel compañero del hombre a través de todo el curso de su viaje en el planeta.

El burro se relaciona de un tiempo remoto con la historia de las Islas Baleares y por lo tanto también con la de nuestras Pitiusas. Un particular reconocimiento de gran actualidad se lo ha dado la pasión y el trabajo de un conservacionista visionario italiano, estimador sincero y ciudadano adoptivo de nuestra Isla.

Giovanni Orlando de Milano, Italia:

 

¿Cual es la razón por la cual un italiano se apasionó con el tema de la re-introducción y promoción de la raza asnal balear en las Islas de Ibiza y Formentera?

 

Yo la definiría como justa expresión del espíritu de globalización... en nuestro pequeño. En lo personal, he llegado a Ibiza en los años ‘80 y me enamoré "a primera vista" sin detenerme en frecuencia, incluso quedarme de forma permanente durante periodos más o menos largos. Más que un simple italiano siempre me he sentido "homo mediterraneus", quizás ayudado por mis raíces de Magna Grecia.

 

¿Cuál es el proyecto?

 

La misión de la recién formada Associació Pitiusa Raça Asenca Balear, la “burrada” como la bautizó un amigo mio querido, se propone la re-introducción de esta antigua y muy noble raza asnal, en pureza, en las Islas de Ibiza y Formentera, donde una vez estaba presente en cantidades significativas.

Nuestra creencia de que el éxito en la protección de una raza en peligro de extinción, no pueda ignorar al conocimiento y a la valorización de sus actitudes, implica que los objetivos sean un perfecto compromiso entre la conservación y la promoción de actividades sociales que vean al burro como centro de nuestra atención. La generosa y constructiva disponibilidad demonstrada por algunos amigos, a que los bosques de Santa Gertrudis pudieran albergar el naciente santuario de nuestro asno, hizo el resto. Todo esto para realizar un sueño: el del retorno del gran asno balear cuando se había ido.

Como Asociación sin ánimo de lucro, agradecemos siempre la participación de los que quieran ayudarnos. Nuestro trabajo depende también de la generosidad de nuestros donantes, cualquier ayuda es esencial para nosotros.

 

¿Nos puede presentar el Asno Balear?

 

La raza asnal Balear, formalmente Raça Asenca Balear, es una raza autóctona de las islas

Baleares que proviene del tronco ancestral del Equus asinus somaliensis, o asno de Somalia, que dio lugar posteriormente a los asnos del suroeste de Asia y probablemente también a la gran mayoría de razas europeas, entre ellas las cinco razas de capa negra de la península Ibérica: Balear, Catalana, de las Encartaciones, Zamorano-Leonesa y la portuguesa Mirandesa.

Su proceso regresivo ha ido paralelo a la pérdida de aptitud de esta especie a partir de mediados del siglo XX, con la crisis de precios del sector equino en la década de los cincuenta y subsiguientes,

la mecanización del campo y el intenso éxodo rural de la España de los años sesenta y setenta. La pérdida de pureza racial se agravó con la relativa llegada de otros tipos foráneos, principalmente asnos del norte de África, que por su menor tamaño y formato tuvieron, en esos tiempos, una cierta acogida, sustituyendo o cruzándose con los de tipo local. Todo esto implicó que, a finales de la década de los setenta, no llegaran ni al centenar de ejemplares los animales con una cierta apariencia morfológica del tipo local.

La raza hoy en día se distribuye en las Islas de Mallorca (80% del censo) y Menorca (20% del censo) y contaba a la fecha de 31 de diciembre 2013, un censo de 278 reproductores repartidos por 165 explotaciones. El Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España la incluye en el grupo de Razas Autóctonas en Peligro de Extinción, Número 39 de 15 de febrero 2012 del BOE.

Aunque en tiempos pretéritos sus utilidades principales estuvieron orientadas básicamente a la producción mulatera y a la aptitud al trabajo, en la actualidad tienden a ser más de tipo lúdico y de mantenimiento ecológico.

Así, por ejemplo, podemos mencionar la creciente importancia que van adquiriendo como elementos limpiadores del sotobosque, con la consiguiente repercusión en la prevención de posibles incendios forestales, como animal de compañía, como elemento de reinserción social y de terapias para discapacitados y por último, y no menos importante, como ingrediente fundamental del patrimonio cultural del país y de apoyo turístico a los municipios de la zona.

 

¿Y cual es su carácter?

 

Son animales muy rústicos, nobles y de gran fortaleza física; inteligentes, cautelosos, juguetónes e interesados en aprender. Una vez que se haya ganado su con fianza pueden ser buenos compañeros en trabajo y recreación.

La fama de esta raza a principios del siglo pasado fue extraordinaria y la demanda de reproductores muy alta. Como ejemplo se puede señalar la gran exportación de estos animales a Inglaterra y posteriormente a Estados Unidos donde participaron en la creación de la famosa raza “Kentucky”, conocida por su fortaleza y tamaño. Todo esto conectado a la tradición, entre historia y leyenda, que quiere que el semental Royal Gift, su ancestro remoto, llegue al Nuevo Mundo como un regalo personal del rey de España Carlos III al "Padre de la patria", el general George Washington, que comenzó a seleccionarlo en su propriedad de Mount Vernon en Virginia, ya en 1785.

 

 

 

 

 

¿Como elementos limpiadores del sotobosque?

 

El abandono de las actividades agropecuarias relacionadas con el bosque, el éxodo de la población rural hacia el mundo urbano y la tercerización de la economía rural han provocado la ruptura del equilibrio agroforestal. En la actualidad el ecosistema agroforestal se encuentra

 

dejado y empobrecido, caracterizado por un aumento de la biomasa leñosa y matorral. Esta acumulación de biomasa al sotobosque constituye una gran fuente de combustible ante un incendio forestal. La limpieza y la gestión del bosque son tareas imprescindibles en la lucha contra los incendios forestales pero la reducción de la cantidad de biomasa forestal en el suelo puede tener un coste económico elevado.

Una alternativa es la quema de esta biomasa, pero tiene costes todavía más elevados, tanto económicamente como ecológicamente. Las Islas Baleares han sufrido 69 incendios forestales hasta el 1 de agosto 2016, seis más que el año pasado por estas fechas, que han quemado 62,4 hectáreas de superficie, un 2,3 % menos que en 2015. Mallorca es la isla que ha sufrido más siniestros, con 42, seguida de Ibiza, con 25, mientras que Menorca y Formentera han registrado uno cada una.

Nos ha parecido interesante, por un lado, enmarcar la fase experimental del proyecto en un contexto insular circunscrito, fuertemente antropizado y por lo tanto con un alto riesgo de incendios, en particular en verano, por otro lado, la presencia testimonial de una raza equina indígena, prácticamente desaparecida de la Isla, nos convenció de que podría ser el escenario ideal. La práctica totalidad de las masas forestales de Ibiza presenta una peligrosidad grave o extrema. Las negligencias y los accidentes siguen siendo las principales causantes de los incendios forestales, suponiendo un 43 % del total.

Las zonas de interfaz urbano-forestal son particularmente peligrosas y requieren una gestión cuidadosa y oportuna. La presencia de asentamientos humanos cerca de bosques no cultivados, por un lado multiplica la posibilidad de incendios, por otro hace muy probable la pérdida de vidas humanas.

En cuanto a los macro-fenómenos que se cuentan entre las causas de los grandes incendios de verano en el área mediterránea, no hay dudas sobre el impacto significativo del cambio climático.

El sobrecalentamiento gradual de nuestro planeta, con la consecuente formación de zonas áridas susceptibles de incendios cada vez más amplios e incontrolables, está en el centro de un alarmante estudio realizado recientemente por los investigadores del italiano CNR, en colaboración con los de las Universidades de Barcelona, Lisboa y de la Irvine en California.

El aumento imparable de la sequía, estudiado en relación con eventos incendiarios, nos lleva a temer en los próximos años un aumento considerable de estas calamidades, especialmente en áreas de Europa mediterránea como España, Francia e Italia, donde los ecosistemas se han adaptado menos a la creciente aridez de los últimos siglos.

 

¿Perdone, que tienen que ver los burros con la plaga de los incendios forestales?

 

Ante la necesidad de abordar el problema y dados los altos costes que suponen las tareas manuales de desbroce para la limpieza del sotobosque, se propone la utilización del ganado autóctono para regenerar pastos, reducir la masa forestal y generar discontinuidades en la misma con la idea de limitar los efectos de los posibles incendios en la Isla.

De esta manera se cumbre un doble objetivo, por un lado contribuir en la recuperación de las razas autóctonas y por otro enfrentar el problema del aumento de biomasa en el bosque.

La gestión mediante el pastoreo extensivo en la Pitiusa mayor puede ayudar en la reducción de la carga de combustible en el bosque, reduciendo el riesgo de incendios forestales y contribuyendo a la mejora de la biodiversidad, entre otros muchos bene ficios ecológicos y sociales. En momentos tan delicados como los actuales es un tema que se debería tener en cuenta.

Ya estamos dialogando con la Conselleria Insular de Agricultura y Medí Ambient para poner en marcha un proyecto experimental para la utilización en los bosques de Ibiza del ganado autóctono en zonas con alto riesgo de incendio. Ya análogas iniciativas han sido realizadas con gran éxito en la sierra de Tramuntana en Mallorca, en la Comunidad de Madrid y en el parque natural de Doñana en Andalucía”

 

¿Y como elemento de reinserción social y de terapias para discapacitados?

 

La interacción con animales con fines terapéuticos acompaña a la humanidad desde sus orígenes y se sigue realizando en la actualidad por tribus indígenas que nunca se han desligado de la naturaleza.

La asno-terapia es una interacción directa con los burros, animales tranquilos, muy cariñosos, y con una gran facilidad para conectar y comunicarse con el ser humano. Compartir sentimientos cuando no hacen falta palabras produce una comprensíon mutua inmediata.

Las bases de la terapia son científicas, las mismas que las de la psicología, la fisioterapia y la medicina, lo que cambia es el ámbito donde ésta tiene lugar, en nuestro caso cambiamos las consultas en espacios cerrados, por un espacio al aire libre, en plena naturaleza, y nos dejamos ayudar por unos magníficos coterapeutas, los burros, inductores de endorfinas y motivación para cualquier aprendizaje y desarrollo de nuevas habilidades. La capacidad del burro a relacionarse es una herramienta imprescindible en mediación animal, ya que las emociones son un potente catalizador del proceso terapéutEl burro es un animal tranquilo, no tiene la nerviosidad del caballo. En el caso de asustarse por un ruido o gesto brusco el burro se para y se niega a avanzar, no existe el riesgo de que se ponga a correr de forma descontrolada. Además, a pesar de su talla modesta, el asno se puede montar y se puede bien trabajar con el la área psico-motriz al igual que con el caballo.

 

¿Cuales son los bene ficios que aporta la terapia con asnos?

 

Facilita los intercambios y rompe l’aislamiento, estimula la motivación, permite una comunicación no verbal, permite superarse, responsabiliza y valoriza a la persona. Además, estimula los sentidos y facilita el aprendizaje.

 

 

 

 

Adopta un Burro

de Pura Raza Balear.

Para un Año !

 

 

Dona para comprar un camión para el transporte de 5 burros y movilizar nuestros sueños !

 

 

 

 

Apoya un Proyecto de un año para la utilización del ganado autóctono en la Reducción de Densidad Forestal en zonas con riesgo de Incendio.

 

 

 

 

Apoya la Intervención Terapéutica apoyada por animales que ayude a superar de forma eficaz los problemas psicológicos, emocionales y fisicos.

 

 

 

Como Asociación sin ánimo de lucro agradecemos siempre

la participación de los que quieran ayudarnos.

Cualquier ayuda es esencial para nosotros.

Recibimos donativos via Paypal o Transferencia Bancaria

Colonya Caixa Pollença

IBAN ES2620560015622015410729

BIC CECAESMM056

 

Con el nuevo régimen fiscal puedes desgravar

el 75% de los primeros 150 euros y el 35% de lo que supere los 150 euros

 

 

2016 - 2020 Associació Pitiüsa Raça Asenca Balear (A.P.R.A.B.) N.I.F. G16515942